Conoce nuestro exfoliante

La piel es el órgano más grande del cuerpo y debemos cuidarla para que se mantenga bella y sana, pues es un área que se mantiene expuesta a diferentes climas y a la contaminación.

Debido a que con el paso del tiempo perdemos elasticidad, la piel se vuelve rugosa menos flexible y apagada, el envejecimiento lo podemos apreciar con el paso de los años. Las células muertas de la piel se renuevan continuamente lo que produce que se vayan acumulando en demasía. La exfoliación es indispensable para renovar la epidermis, con ello eliminamos estas células muertas acumuladas en la superficie de la piel, activamos la microcirculación sanguínea, nuestra piel se vuelve más suave, luminosa y tonificada.

Es recomendable realizar una exfoliación profunda una o dos veces por semana, con suavidad y profundos masajes por sus grandes beneficios.

EXFOLIANTE DE CARBON ACTIVADO.

En el mercado hay infinidad de exfoliantes para lograr una limpieza perfecta de la piel y al mismo tiempo cuidarla y mantenerla bien hidratada. En Citywax hemos creado el exfoliante perfecto. Los productos para su fabricación han sido seleccionados por sus excelentes características y propiedades, te harán lucir una piel limpia, hidratada, brillante y lo más importante UNA PIEL SALUDABLE.

Estos son los beneficios de cada ingrediente activo del exfoliante de carbón activado.

CARBON ACTIVADO. – Gracias a su porosidad tiene la capacidad de absorber el exceso de grasa de la piel. Es perfecto para equilibrar la dermis, por lo que el carbón vegetal se postula como la opción perfecta para las pieles grasas y mixtas que necesitan regular el exceso de sebo o aquellas que buscan una limpieza más profunda, algunos de sus beneficios son:

  • Tiene un efecto antibacteriano. En la antigüedad ya se utilizaba para curar y eliminar determinados tóxicos como venenos y esto se debe a que es rico en propiedades antibacterianas y desinfectantes de tal forma que lo convierte en un aliado perfecto contra el acné o las espinillas.
  • Aporta luminosidad gracias a que deja la piel limpia y con los poros refinados. Elimina toda la suciedad que pueda haber en el rostro y desintoxica la piel dejándola radiante.
  • El carbón también es conocido por sus cualidades desintoxicantes ya que favorece la eliminación de estas.
  • Disminuye el tamaño de los poros gracias que elimina la suciedad obstruida. Si los poros están limpios y libres de puntos negros y blancos se consigue una piel más refinada, un tono más uniforme y también más lisa.

CASCARA DE NUEZ. – La cascara de nuez contiene suficientes proteínas hasta las vitaminas A, B, C y E, como muchos minerales esenciales para el cuidado de la piel y del organismo. La presencia de la vitamina B, junto con la vitamina E, que es un antioxidante natural, ayuda a combatir los radicales libres inducidos por el estrés, lo que retrasa aún más el proceso de envejecimiento.

CASCARA DE ALOE. – El Aloe Vera penetra fácilmente hasta las capas más profundas de la piel ayudando a evacuar los residuos de desechos depositados en sus paredes, facilitando la oxigenación y nutrición de las células por donde pasa. Debido a esto es el mejor compuesto para remover las células muertas de la piel.

BICARBONATO DE SODIO. – Uno de los usos del bicarbonato de sodio en nuestra piel es como exfoliante. Sus propiedades naturales hacen que actúe como un exfoliante natural que permite eliminar las células muertas que se quedan adheridas a la piel.

ALMIDON DE MAIZ. – El almidón tiene efectos limpiadores en todo el cuerpo, además para mejorar el aspecto de las pieles grasas y para aliviar los efectos de las enfermedades cutáneas.

AZUCAR. – El azúcar dejará que tu piel luzca suave, natural, rejuvenecida y, además, te ayudará a librarte de esos indeseados puntos negros.

SAL DE MAR. – La sal de mar tienen un fuerte contenido de vitaminas y minerales, que son importantes para ayudar a alimentar de manera adecuada a las células de la piel. El Sodio en la sal de mar tienen los siguientes beneficios:

  • Los tejidos de las células se mantienen hidratados.
  • Mejora la circulación y metabolismo celular.
  • Aumenta la resistencia de las células.
  • Regula y mantiene el líquido que baña las células.
  • Mantiene el equilibrio de agua en el cuerpo.

Además, la sal de mar tiene un alto contenido de magnesio, que es indispensable para mantener la piel firme.

La sal de mar es bien conocida por sus propiedades antisépticas, lo que quiere decir que ayuda a limpiar y desinfectar la piel, facilitando su curación, especialmente cuando hay heridas presentes. Otro de los beneficios que presenta la sal de mar es que acelera la cicatrización ayudando a regenerar los tejidos y previene infecciones. De igual manera la sal de mar contiene los minerales necesarios para eliminar las toxinas de la piel y para absorber las impurezas que pueda tener. En suma, a su textura, que permite remover las células muertas, lo que le da una apariencia fresca y sana a tu piel, los minerales de la sal son absorbidos por la piel y mejoran la circulación, lo que reduce la hinchazón e inflamación en el cuerpo.

La contaminación, el calor y la presencia de grasa pueden hacer que nuestros poros se tapen y se generen molestas espinillas o barros, especialmente en áreas como la espalda o el rostro. Gracias a la presencia de minerales como el calcio, la sal de mar puede ser una buena solución para prevenir y deshacernos de estos molestos brotes en la piel.

La presencia de sal de mar en la piel permite que esta recupere los electrolitos que va perdiendo al o largo del día, lo que la mantiene humectada y suave. Esto sumado a las propiedades de limpieza profunda, permiten que la piel se mantenga libre de grasa y suave al tacto por períodos más largos de tiempo.

La sal de mar está compuesta por oligoelementos como el sodio, yodo, zinc, potasio, flúor, azufre, entre otros. Esta combinación de elementos es absorbida por la piel, la cual adquiere más elasticidad, y ayuda a combatir y prevenir manchas. Gracias a su efecto antioxidante y alcalino, ayuda a mantener las células jóvenes.

Su efecto exfoliante ayuda a remover las células muertas que propician que la piel se deteriore, por lo que la sal de mar es la mejor opción para exfoliar, nutrir y cuidar la piel.

MANTECA DE CACAO. – La manteca de cacao es una excelente crema hidratante para la piel, además de que no solo hidrata la piel, sino que también ayuda a curarla desde adentro hacia afuera. Es una gran fuente de antioxidantes naturales que se encuentran en los granos de cacao (los mismos que se encuentran en el chocolate negro real que están ligados a beneficios como la salud del corazón y el funcionamiento cognitivo mejorado). Las grasas saturadas son especialmente beneficiosas para curar la piel seca y agrietada, ya que se absorben fácilmente y permanecen en la piel durante horas.

ACEITE DE COCO. – El aceite de coco posee ácido láurico, vitamina E y K, una combinación de ingredientes ideales que humectan los tejidos de la piel, además preserva el colágeno y elastina en la piel, gracias a esto ayuda a prevenir el envejecimiento, la formación de líneas de expresión y arrugas.

ACEITE DE ALMENDRAS DULCES. – El aceite de almendras es rico en vitamina A, B y E, estupendas para una piel más sana. De hecho, muchos productos se refuerzan con estas vitaminas. Ayuda a mantener los niveles de hidratación de la piel y se absorbe en un momento, sin bloquear los poros. Sobre todo, el aceite de almendras dulces tiene los siguientes beneficios para la piel:

  • Mejora el cutis y lo mantiene brillante.
  • Hidrata mejor y con más profundidad.
  • Suaviza la irritación e inflamación cutáneas.
  • Alivia la piel seca e irritada.
  • Nutre la piel, dejándola suave y lisa.
  • Cura los labios cortados y los sarpullidos en la piel.

ACEITE DE OLIVA. – El aceite de oliva es uno de los hidratantes naturales más efectivos que existen, tiene la capacidad para reparar los tejidos dañados de la piel, y una gran cantidad de antioxidantes. Todo esto convierte al aceite de oliva en uno de los ingredientes naturales más beneficiosos a nivel cosmético.

Después de una exfoliación profunda es muy importante que hidrates tu piel. Por tanto, debemos exfoliar e hidratar con frecuencia nuestro cuerpo con los productos adecuados, esto para evitar una piel seca, desvitalizada, tirante, poco flexible, descamada e irritada.

× Envianos WhatsApp